Tajadako

Tajadako


 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 El Ultimo card captor 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje

[Tamy]
Admin
Admin

Mensajes : 442
Fecha de inscripción : 05/02/2010
Edad : 22
Localización : Santiago de chile

MensajeTema: El Ultimo card captor 2   Dom Jun 13, 2010 4:20 am

Capitulo II: Viejos Conocidos I


<BLOCKQUOTE>
“Hola de nuevo diario… ¿puedo contarte algo?… tuve un sueño muy extraño… y en él aparecía un niño vestido con trajes chinos.. exactamente igual a cuando soñe conmigo misma al pie de la Torre de Tokyo… ¿que significa?… ¡no lo sé!, pero le preguntaré a Kero…
Sakura y sus amigos


.


¿Recuerdas cuando te dije sobre el chico chino?, bueno, se llama Li Shaoran y él ya tiene algún tiempo en nuestra escuela, como es algo pariente del mago Clow también esta empeñado en capturar las cartas clow… ¡y tiene una mirada tan penetrante que a veces me asusta!!… aunque Yukito parece agradarle … además que se lleva muy mal con mi hermano… ¡la primera vez que se vieron casi pelean!!!,.
Por si fuera poco, hoy llegó a la clase una niña llamada Mei Ling que es pariente suya y ¡que también me mira muy feo!! … no sé que voy a hacer…. y las chicas se pusieron a hablar de fantasmas a la salida de clases…. ¡al menos Tomoyo y Kero me comprenden!!!” </BLOCKQUOTE>
La puerta de la biblioteca se cerró sin ruido pero sí dejando cierta tensión en el ambiente y la persona que estaba sentada en la silla de alto respaldo que dominaba la habitación no pronunció una sola palabra mientras Mei Ling ingresaba al lugar. Tampoco cambió de postura, ni volteó para ver a la recién llegada, cosa que aumentó notablemente la irritación de la bella muchacha china que acababa de ingresar.
Estaba profundamente disgustada. La situación era absurdamente exasperante, pero al parecer no era la única en sentirse así.
Había conversado con su abuela el día anterior y la anciana compartía su preocupación por la situación en que se encontraba.
Era necesario definir una fecha y el asunto empezaba a ponerse desagradable.
Cuando cumplió los 13 años su tía la había prometido en matrimonio con un joven de grandes poderes y habilidades pero que no pertenecía a la familia Li. De hecho había estado comprometida con él hasta el año pasado, pero luego de la última reunión de hechiceros –hace ya casi 6 meses- su prometido había sido descubierto en usos bastante negativos de su poder mágico y había sido expulsado del Concilio de Hechiceros en una forma bastante poco digna.
No era que lo lamentara excesivamente o que lo amara. Nunca había sentido nada por ese joven y en el fondo sentía cierto alivio al no tener que casarse con él, pero sí le preocupaba que la persona que estaba frente a ella no pareciera tomar interés en los eventos futuros.
- “¿Y bien?” –repuso- “¿qué dices entonces?… tía me dijo que tenías que decidirlo tú, ya que eres el Jefe del Clan Li y…”
- “¿Y bien? ¿tienes acaso alguna sugerencia?”
- “Tenemos mucha presión por todos lados, eso debes haberlo notado. Además ahora has asumido la Jefatura del Concilio de Hechiceros y eso te hace no solo el más poderoso hechicero de Oriente sino te proporciona también muchos enemigos….”
- “¿Entonces son esos tus motivos para llevar esto a cabo?”-comentó sin cambiar de postura.
Mei Ling se ruborizó. Por una vez en su vida se alegró de que su primo no la estuviera viendo, porque sentía la cara toda roja y si bien no tenía intención de responder a esa pregunta, la expresión de su cara lo decía todo.
Por supuesto que se había sentido feliz de saberlo. Había perdido las esperanzas cuando su tía la comprometió con otro cuando tenía 13 años, pero ahora se sentía casi flotar, aunque no se hacía muchas ilusiones respecto a los motivos por los que Shaoran iba a casarse ahora con ella.
Siempre había estado enamorada de él y ese sentimiento no había cambiado al paso de los años. Pero también había aceptado que al no tener ella ningún tipo de poder mágico no era ciertamente de extrañar que su tía la hubiera considerado inapta para casarse con su único hijo; sin embargo, los problemas que Shaoran había pasado por culpa de aquella muchacha había hecho que su tía recapacitara las opciones y con el rompimiento de su propio compromiso la situación había quedado decidida.
Se casaría con Shaoran.
- “Lo siento, no debí hacerte ese tipo de pregunta” –dijo él girando para verla en ese momento – “en realidad siento haber sido tan brusco contigo y no pensar también en lo que todavía debes estar sufriendo por lo que pasó con Lao…. ”
- “No te preocupes… sabes de sobra que mi única preocupación es el bienestar de la familia Li y su futuro….”
- “Eso lo sé. Has sido mucho más consciente de eso que yo mismo y te admiro por ello…. Pero creo que todavía es demasiado reciente lo del fin de tu compromiso como para acelerar nuestro matrimonio… La verdad me parece que lo mejor es que esperemos hasta el año próximo… puede ser en tu cumpleaños si lo prefieres…”
- “Pero tu madre y la abuela …..”
- “Mi madre estará satisfecha en que sea en tu cumpleaños y estoy seguro también que mis hermanas te ayudarán a prepararlo todo…. es mejor que tengas el tiempo necesario ¿no crees?”
- “Sí”
- “Es mejor que vayas a decírselo a la abuela de una vez, yo se lo diré a mi madre cuando ella regrese…”
Mei Ling asintió en silencio y salió cerrando la puerta con suavidad. Afortunadamente la biblioteca estaba en penumbras porque cuando Shaoran había mencionado su cumpleaños como fecha para su próxima boda porque su rostro se había puesto aún más rojo y eso sí no lo podía disimular… Había controlado el temblor de su voz con mucho trabajo pero ahora casi no lo podía creer.
Siempre lo había querido. Pero después de regresar de aquel viaje a Japón –cuando ambos eran apenas unos niños- su comportamiento con él había cambiado. No solo porque en aquel viaje su primo había preferido a aquella niña, aquella Card Captor japonesa, sinó porque notó que él la veía solo como una hermana….
Por eso había cambiado con él. No volvió a lanzársele encima, gritando que era su prometida, no, nunca más, su trato había sido más bien cordial y casi familiar desde entonces, pero sus sentimientos no habían variado.
Aunque los de él tampoco.
Sabía que no la amaba. Al menos no de la forma que ella esperaba, pero sí que le tenía mucho afecto y después de lo ocurrido con Mai Tsi había quedado muy lastimado y que la necesitaba más de lo que él mismo quisiera admitir.
Eso era suficiente.
Mai Tsi. La detestaba como siempre le había pasado con las chicas que habían captado la atención de Shaoran, desde que era niña. Pero Mai Tsi había sido más que un amor infantil o de adolescencia, Mai Tsi había sido la dueña del corazón de su primo y por eso la odiaba… por lo que había hecho sufrir a Shaoran.
Pero ahora ella estaba fuera de su vida definitivamente……
En la biblioteca, la puerta se abría otra vez y Wei ingresaba con una bandeja de bocadillos y té que dejó sobre el escritorio de su joven amo.
- “¿Algo más señorito Li?”
- “Sí, Wei” –repuso el joven mientras su mirada se tornaba intensamente pensativa- “¿crees que hago bien en hacer esto?”
- “Su madre y los demás miembros del Clan Li se sentirán muy felices mi amo…”
- “Esa no es una respuesta de tu parte Wei. Dime: ¿realmente crees que lo que hago está bien?”
- “Si el señorito tiene dudas.. ¿porqué lo hace?”
- “¿Por qué?. Porque es lo más apropiado y lo más sensato y porque soy el Jefe del Clan Li y ahora también del Concilio de Hechiceros…. eso me ha traído enemigos y es mejor que me case pronto, para asegurar la continuidad de mi Clan…. por eso”
- “¿Entonces?… si es tan apropiado llevar a cabo esta boda.. ¿porqué la duda?”
- “Porque no amo a Mei Ling y eso no es justo para ella. Es muy buena y ha sufrido mucho por lo que pasó con Lao…. hasta me siento responsable por ello…”
- “Usted trató de ayudar al señor Lao… le pidió que dejara sus prácticas con aquel tipo de magia en cuanto lo supo… no podía hacer otra cosa más que detenerlo como lo hizo…”
- “Si, pero el viejo Lao me culpa por lo que pasó con su hijo….”
- “Lo cierto señorito Li, es que el joven Lao trató de matarle y usted se limitó a defenderse…. el hecho que el Concilio lo haya condenado a muerte no es culpa suya… ni siquiera había sido elegido Jefe del Concilio… todavía.”
- “Eso no quita que Lao me odie y haya jurado mi muerte Wei” –dijo sin expresión alguna- “me preocupa que en cuanto sepa que Mei Ling va a casarse conmigo la incluya en todo esto…. ella no tiene poder mágico alguno y no podría defenderse..”
- “Creo que está subestimando a la señorita Mei Ling. Ella ha trabajado mucho en sus habilidades y si bien no tiene aptitudes innatas, ha aprendido bastante y es capaz de defenderse muy bien…”
- “Sí, pero no olvides que el viejo Lao era el Jefe del Concilio y que si bien Tsé era su único hijo y heredero eso no quita que la familia Lao no tenga el bastante poder para hacernos caer en una guerra de hechiceros…. una guerra que podría no sólo perjudicar toda China sino también desestabilizar el equilibrio mágico del mundo… ”
- “¿Por eso duda en casarse con la señorita Mei Ling?”
- “Sí. Tal vez te suene ridículo, pero me hubiera gustado tener amor en mi matrimonio”
- “¿No lo hay?”
- “¡Por favor Wei!” –protestó- “¡sabes bien a qué me refiero!”
- “¿Es que no siente nada por la señorita Mei Ling?
- “Claro que sí. Sabes que la quiero mucho, siempre ha estado muy cerca de mí…. pero yo no estoy enamorado de ella al igual que ella tampoco lo está de mí…. y eso es lo que me preocupa.. ¿podemos casarnos sólo sintiendo cariño el uno por el otro?”
- “Eso es algo que sólo usted puede decidir amo Li…. pero… ¿no será que todavía piensa en la señorita Mai Tsi?”
- ” ¡Wei!” –protestó más airadamente- “¿cómo se te ocurre mencionar eso?”
- “Porque el señor se cuestiona sobre el matrimonio… y la última vez que habló de eso fue cuando la señorita Mai Tsi y usted…”
- “Mai Tsi es un asunto terminado y cerrado Wei. Eso ya ha quedado bastante claro especialmente para mí y no quiero ninguna charla más por ello…”
- “Como ordene amo Li”
Shaoran se puso de pie y recorrió la habitación con disimulada preocupación. No iba a pensar en Mai Tsi. Las amenazas del viejo Lao resonaban su mente y lo tenían sumamente inquieto. Aquel anciano había sido Jefe del Concilio de Hechiceros y había sido un golpe muy duro para él que su único hijo y heredero fuera condenado a muerte por practicas de magia prohibida y esto lo obligó a renunciar no solo como Jefe del Concilio, sino a separarse de todos los hechiceros de China además de jurar que terminaría con el Clan Li. Y Shaoran sabía que no era algo para tomar a la ligera. Los Lao eran, después del Clan Li, los hechiceros más poderosos de China y ahora eran sus declarados enemigos. Además estaban los otros rumores……
Ya antes le habían comentado que el joven Lao Tsé lo envidiaba por su notable potencial como hechicero y que solo fingía su amistad… pero nunca le había prestado atención a esos comentarios; ahora sin embargo, recordó que antes de atacarlo Lao Tsé le dijo que: “el plan para deshacerse del Clan Li y todos sus posibles aliados hace mucho que había sido puesto en marcha”…. ¿que quiso decir con eso?….. se había descubierto que muchos de los conflictos que había tenido que resolver -él y su Clan- los últimos cinco años habían sido provocados por Lao Tsé… pero a que se refería con .. ¿aliados?. ¿Había acaso planeado lastimar a otras personas que él hubiera conocido?… ¿a quienes?…
No había descubierto nada sobre ello cuando el Consejo requisó las pruebas contra Lao, pero las palabras aún martilleaban en su mente…. ¿Aliados?
Wei hizo un gesto para llevarse los bocadillos y Shaoran lo detuvo con un gesto mientras probaba uno de ellos. Su joven amo estaba realmente preocupado por el asunto Lao, casi tanto como por su compromiso y hubiera deseado poder ayudar en algo.
Era un duro trabajo ser jefe del clan de hechiceros mas poderoso de China teniendo apenas 20 años recién cumplidos….
El paso del tiempo había convertido a Shaoran en un joven realmente apuesto. Era alto para su edad y de tipo delgado, pero elegante y muy distinguido. Practicaba fútbol en un club cercano y también solía correr todas las mañanas. A diferencia de la mayoría de los hechiceros chinos, llevaba el brillante cabello corto y si bien su característico ceño no le había abandonado esto le confería cierto aire de autoridad que le era muy necesario. Y era realmente popular. Reunía además de su atractiva presencia un poder mágico y nivel económico absolutamente envidiable y aunque a veces solía ensimismarse en sus problemas –al punto de no notar otras cosas que ocurrían a su alrededor- Wei no era tan ciego como para no observar que sus visitas al club estaban siempre matizadas con una gran audiencia femenina, que siempre lo animaba en los partidos de práctica y parecían estar pendientes del brillo decidido de sus ojos y de cada una de sus palabras. Pero pese a lo que se podía pensar, la vida no había sido fácil para él.
Las enormes responsabilidades del liderazgo del Clan habían dejado profundas huellas sobre su carácter, de por sí ya un poco reservado y receloso. Y no solo había sido eso. La presión que su familia ejercía sobre él habían contribuido a hacerlo mucho más reservado, mas distante, y como consecuencia, tenía muy pocos amigos. Su actitud recelosa era una protección contra las personas que lo rodeaban, porque en su posición no podía darse el lujo de cometer errores, pero …..
¿Cómo definir a Mai Tsi.?
En una primera impresión, a Wei no le había simpatizado la muchacha pero había preferido conocerla antes de comentar algo a su joven amo. Y como Pak Mai Tsi había probado ser una joven adorable en tantos aspectos, pensó que había sido un presentimiento absurdo. Porque si de algo estaba seguro ahora, era que ella, pese a todo no era una mala persona.
Una hermosa joven de larguísimo cabello negro -con reflejos azulados- y enigmáticos ojos celestes, con buenas habilidades como hechicera y miembro del poderoso Clan Pak, que si bien eran los hechiceros más importantes de Korea, no podían rivalizar con los grandes clanes chinos. Una muchacha de voz tan musical y embriagante como la de las sirenas, que había quedado fascinada con Shaoran en cuanto lo conoció.
Y él había quedado prendado de su belleza.
Todo parecía perfecto: la heredera de un poderoso clan de hechiceros de Korea, y el joven jefe del más poderoso clan de China.
Hasta la madre de Shaoran se había sentido muy complacida con la relación porque ambos estaban en edad de casarse y era un hecho descontado que se casarían, su joven amo estaba más feliz que nunca y ya se hablaba de fijar la fecha para el matrimonio.
Ambos jóvenes estaban muy enamorados.
Hasta que se supo la noticia.
Contra todo protocolo, y en secreto, Mai Tsi se había casado con otro hombre.
El hijo menor de una familia de hechiceros de Siam. Un joven de aspecto distraído, cuyo hermano mayor regía a la familia con imperiosidad y que había acabado con la familia de hechiceros que ancestralmente habían tenido el mayor poder mágico de Siam, el cual fue justamente el motivo por el que Shaoran junto con Mai Tsi y una comitiva del concilio se trasladara hasta allá, para evitar que la guerra de hechiceros de Siam se extendiera por todo oriente.
Ella había regresado con él a China, pero había vuelto a Siam con una excusa y se había casado, enviándole a Shaoran una breve nota por toda explicación. Nadie esperaba algo así y si bien el compromiso aún no había sido anunciado, su relación y lo que sentían el uno por el otro era bastante conocido como para que no causara sorpresa la noticia.
Había sido un duro golpe para Shaoran.
De eso había pasado casi un año. Ella había regresado a Hong Kong –en compañía de su esposo y de su cuñado- para el juicio de Lao y también en las elecciones del siguiente Jefe del Concilio que resultó ser el mismo Shaoran, pero, aunque trató de verle varias veces, él la esquivó con éxito y solamente la había saludado con indiferencia.
Pero Wei sabía que todavía estaba sufriendo.
Tal vez por eso sus dudas con respecto a la boda con Mei Ling. El jefe de un clan de hechiceros debía casarse muy joven pues los cambios del mundo moderno y las querellas entre hechiceros que estaban a favor o en contra de desatar catástrofes contra la humanidad hacían que su vida se viera en peligro mucho más de lo que era conveniente para la continuidad de la familia –era esta sabia medida de bodas a temprana edad lo que había asegurado la continuidad del clan Li a la muerte del padre de Shaoran, que había muerto muy joven- y este era un deber que el joven no ignoraba.
Porque tenía pendiente la venganza de la familia Lao… ¿qué podría traerle el futuro?
- “Wei, lo tengo decidido” –dijo luego de una profunda reflexión- “voy a hacer un hechizo de detección de magia sobre todas las personas que conozco o haya conocido”
- “Ese sería una medida muy sabia, si no fuera a la vez muy agotadora para usted mi amo” –comentó preocupado- “además… ¿a todas las personas que conoce o ha conocido en su vida?… ¿por qué?”
- “Por lo que dijo Lao Tsé, él habló de un plan para perjudicarme que estaba en marcha hace mucho tiempo… y no puedo permitir que gente inocente sea involucrada en una venganza de hechiceros por el simple hecho de haberme conocido”
- “¿Y no ha considerado que quizá muchas de esas personas ya hallan sido perjudicadas por Lao?… ¿qué podría hacer entonces?”
- “Si eso fuera, al menos trataré de recompensarles en algo por lo que Lao les haya hecho; además que el hechizo no será tan difícil para mí como crees” –dijo tras una pausa- “ajustaré el viejo tablero mágico para que me indique a las personas que he conocido y que hayan sido perjudicadas con magia… es lo mejor.”
- ” ¿Perjudicadas con magia?”
- “Los Lao son muy astutos Wei. Si esta idea de acabar con el clan Li viene de tiempo atrás, como el comentario de Lao Tsé parece asegurar, es posible que hayan perjudicado a mucha gente, ya sea que practicaran magia o no. Y por ello es posible que pueda detectar con facilidad el daño que haya causado a los que practican magia…… pero eso no es lo que me preocupa”
- “¿Entonces?”
- “No tengo amigos en los círculos mágicos Wei. Sabes que no me siento muy a gusto con los que practican magia….”
- “Bueno mi amo, es que los jóvenes de su edad que pertenecen a los clanes no llegan al nivel de su poder…”
- “Eso ha contribuido bastante a sentirme un extraño entre ellos, salvo por excepciones que a la larga me han convencido de que la amistad entre gente que practica magia es un peligro….” –ambos sabían que se refería a Mai Tsi- “pero eso no me preocupa.
Siempre me he sentido más a gusto con la gente común y corriente, desde que era niño, y eso sí que es peligroso… Lao no tendrá escrúpulos en dañar a quienes no pueden defenderse”
- “Sin embargo, dañar a gente sin poderes mágicos es un riesgo que aún los Lao deberán considerar… la ley del concejo lo sanciona con la muerte”
- “Si el daño es probado Wei, sólo si el daño es probado. ¿Crees que Lao cometería el error de hacer algo obvio?, no, no haría algo como invocar a un rayo sobre un enemigo, pero sí podría provocar una gran tormenta o cosas así y perjudicar a quien desea herir o matar, además de a mucha gente ” –comentó con suspicacia- “es la parte difícil de probar… los desastres y los accidentes ….. realizar el hechizo que me permita detectar eso me tomará mucho trabajo, tiempo e investigación….” –cogió su chaqueta- “¿Aun no regresa mi madre?”
- “No señor, usted sabe que fue a la tumba de su padre y siempre que va a verle… ”
- “Sí, siempre demora mucho en volver. Bueno, le dices que fui a la biblioteca del concilio a buscar algunos libros… creo que me llevaré el auto gris”
Tomando las llaves del mencionado auto el joven salió con paso rápido y en unos instantes, se encontraba conduciendo a gran velocidad por la carretera, con un extraño presentimiento en el pecho.
- “Solo espero no haber perjudicado a alguien inocente” –murmuró.
* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *
- “¡Ya estoy en casa papá!!” –dijo Sakura al abrir la puerta- “¡lamento mucho el retraso!… ¿quieres que te ayude?”
- “No hay problema hija, no te preocupes” –replicó su padre mientras continuaba sus afanes en la cocina- “además que eres tú quien tiene más motivos para la celebración… ¿verdad?”
- “Bueno papá” –repuso con una sonrisa- “no negarás que el fin de un semestre tan difícil me da un gran motivo de alegría”
- “A mi también me alegra” –respondió su padre, mientras empezaba a servir la cena- “al menos estaremos un poco más despejados por unos cuantos días..”
- “¡Pues yo estoy feliz!!!!… mi promedio esta mejor de lo que esperaba y eso me da tiempo de relajarme un poco….” –continuó después de probar el pescado- “¡esto te quedó estupendo!!”
- “Me alegra que te guste. Por cierto, tu amigo Akira te llamó hace un rato…. dijo que habías aceptado ir a un campamento pero que le dijiste que ya no puedes ir… ¿sucede algo?… ¿por qué no quieres salir con tus amigos?”
- “No papá…”
- “Habías planeado ese campamento por meses… ¿acaso tienes algún problema?”
- “No, bueno… si lo había planeado, pero se presentó algo imprevisto” –dijo con una gotita sobre la cabeza- “además que en el trabajo no me dieron permiso y de todas maneras tengo otros planes.. ya se lo había dicho a Chisato y al grupo de la universidad solo que Akira es muy terco..”
- “¿Estas segura que prefieres quedarte?… porque yo tendré que irme de viaje … este año la Reunión General de Decanos es… ”
- “¡No te preocupes por mí papá!!” –le interrumpió con una sonrisa- ” tengo muchos planes y no tendré tiempo de aburrirme… ¿cuándo sales de viaje?”
- “La próxima semana”
- “Entonces, tenemos tiempo suficiente como para que descanses un poco. Mañana yo prepararé el desayuno y…”
Después de tranquilizar a su padre, Sakura continuó su charla y su cena. Pero antes de terminar comentó distraídamente:
- “¿Sabes que voy a hacer mañana?…. voy a ver a la señora Sonomi… la llamé por teléfono hace unos días y me dijo que mañana podría ir a visitarla.”
- “¿Sonomi?” –repuso el afable señor, muy sorprendido.
- “Sí.. ¿no la recuerdas?…. la madre de mi amiga Tomoyo, de cuando estaba en la primaria…..”
- “Sí claro, Sonomi. Creí que no estaba en el país..”
- “Regresó hace unos días y por curiosidad, la llamé preguntando por Tomoyo. No esperaba que la señora Sonomi me recordara pero ¡si lo hizo!… entonces me pidió que vaya a verla, pero como estaba con los exámenes tuve que dejarlo para mañana…. ¡tengo tantos deseos de saber como esta Tomoyo!!…. como dejó de escribir cuando ingresó a ese internado en Estados Unidos… ¡pero seguro que mañana me voy a enterar de todo lo que le ha pasado!!”
El profesor Kinomoto asintió en silencio. Le alegraba que Sakura fuera tan constante en sus afectos y al recordar a la amiga de infancia de su hija no pudo evitar pensar en lo fácil y feliz que había sido su vida de entonces…. su vida seguía siendo placentera, y la compañía y vivacidad de Sakura le proporcionaban las mayores alegrías, pero siempre continuaba con la misma preocupación en su mente.
Su hijo. ¿Cómo estaría Touya? ¿dónde estaría? ¿estaría bien?.
No podría ser verdaderamente feliz hasta verlo de nuevo.
El teléfono sonó estruendosamente en ese momento. Era de la universidad. El Vice-rector había adelantado la entrega de unos registros y la noticia puso muy nervioso al padre de Sakura. No tenía lista esa documentación y la estaban pidiendo para el día siguiente. De modo que el decano Kinomoto tuvo que regresar a la universidad muy apurado para poder entregar su trabajo de acuerdo a los caprichos de su superior y como consecuencia, Kero se apareció por la cocina, mientras Sakura lavaba los platos.
- “¿Entonces?.. ¿finalmente verás a la mamá de Tomoyo mañana?”
- “Sí. Y no creas que eso no me emociona. Y ¿qué hay de ti?… ¿conseguiste algo?
- “Nada. Dudo que Yue se encuentre en esta ciudad o al menos cerca. A lo mejor continúa sellado en Yukito y por eso no puedo sentir su presencia…”
- “Bueno, si no pudiste sentirlo tendré que confiar en que Yukito esté bien. Por lo pronto creo que voy a practicar un poco con las cartas antes de que mi padre regrese”
- “¿No crees que estás olvidando algo?”
- “¿Qué?”
- “¡Quiero un postreeeeeee!!!!”
- “Parece que hay cosas que nunca cambian” –murmuró Sakura.
* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *
Chisato Kyo suspiró mientras terminaba de guardar sus pertenencias. Tendría que llevar otro bolso de viaje además de ese. No había forma que pudiera sentirse cómoda en ese campamento llevando tan pocas cosas.
Acababa de hablar por teléfono con Akira. Sakura no iría al campamento. Una verdadera lástima. Sakura era muy buena amiga y la persona más animosa del grupo y realmente necesitaba ánimo para ese campamento por que detestaba el campo, pero se había dejado convencer por sus amigos. Resignación. Akira le había dicho además que si ella también se negaba a ir a último momento, no volvería a hablarle.
Y Akira le gustaba bastante, aunque él parecía estar interesado en Sakura.
Afortunadamente Sakura no tenía el menor conocimiento de eso y aquello le daba esperanzas, de modo que tomó su traje de baño y abrió otra bolsa de viaje para llevarlo consigo al paseo y fue en ese momento cuando notó los cortes en el traje. Ese había sido Ryo. Ese pequeño monstruo. ¿Qué podía hacer?. Las luces de la casa de al lado le dieron una nueva idea y salió de su casa apuradamente. Tocó la otra puerta. Una señora de amable expresión la atendió.
- “Buenas noches. ¿Se encuentra Naoko?”- preguntó con la mayor dulzura que pudo- “me gustaría hablar con ella un momento”
La hicieron pasar al instante, y en un momento, una encantadora muchacha de 19 años aproximadamente salió a su encuentro.
- “Hola Chisato. ¿Me buscabas?….”
- “Sí. Bueno, quería pedirte un favor… Naoko, mañana me voy de campamento con unos compañeros y acabo de notar que mi traje de baño está arruinado… ya conoces a mi hermanito….” -se sintió un poco avergonzada al confesar el motivo de su visita- ” ¿podrías prestarme el tuyo?”
- “¡Claro!, no te preocupes por ello” -le tranquilizó su vecina- “oye, ¿ya terminaron tus clases?”
- “Sí. ¿Y las tuyas?”
- “Todavía tengo que presentar unos cuantos exámenes” –rió Naoko- “pero lo que me apena es que por estudiar no he podido ver las últimas películas de horror que me ha prestado una amiga….”
- “¿En serio?… ¡a mí también me encantan esas historias!!”
- “Entonces en cuanto regreses de tu viaje, te prestaré las películas…. ¡mis historias favoritas son las de fantasmas!”
- “¿Fantasmas?” –Chisato disimuló una sonrisa- “¡vaya con los fantasmas!!.. ¿sabes?, tengo una compañera en la facultad que prefiere correr 5 kilómetros, nadar contra la corriente o participar en cualquier competencia deportivas que hablar de estas cosas… ¡le tiene pánico a los fantasmas y a toda historia que trate de ellos…!”
- “¿De verdad?… ¡es gracioso!” –repuso Naoko, súbitamente pensativa- “eso que dices me recordó a alguien…… una amiga que tuve cuando era pequeña….. muy brillante en deportes pero que también le desagradaban profundamente las historias de fantasmas”
- “Bueno, no toda la gente puede opinar igual… ¡nos vemos!” –dijo Chisato mientras se despedía y mientras la puerta de la casa se cerraba, pensó ilusionada- “bueno, quizá sea mejor que Sakura no esté en el campamento…. seguro que captaría la atención de Akira… ¡y pensar que le teme a los fantasmas y no a la incomodidad de un campamento!!… ¡pobre Sakura!”
En su casa, mientras subía las escaleras, Naoko Yanahisawa pensaba divertida:
- “Una universitaria que prefiere realizar deportes a escuchar historias de terror y fantasmas… ¡como me recuerda a mi buena amiga Sakura!”
Notas de la autora: ¡Hola!.. aquí estoy de nuevo y cumpliendo mi promesa de ir colocando a los demás personajes…. poquito a poquito, para darle más interés al asunto… ¿les pareció acaso que Sakura y Kero no intervinieron lo suficiente?. Paciencia. Todo tiene su porqué. Seguro que a estas alturas se están preocupando por lo que les ha pasado a los demás personajes…. bueno…. cuestión de esperar un poquito y se enterarán, porque las cosas están empezando apenas para nuestra apreciada Sakura y compañía….
Y como siempre, comentarios, sugerencias y tomatazos, dirigirlos a mikki_chan@hotmail.com
Avance del próximo capítulo:
Sakura y Kero quedan muy sorprendidos por lo que saben de Tomoyo… El padre de Sakura sorprende a todos al revelar el lugar a donde va de viaje y Kero decide aprovechar la situación para obligar a Sakura a tomar medidas más drásticas para reunir a todos. Shaoran descubre que varias personas a quienes tuvo mucho afecto en el pasado han sufrido mucho y se siente responsable. ¡Tiene que hacer algo para evitar que eso continúe!.
Por otro lado alguien más está camino a Tokyo, pero la fatalidad parece hacerse presente… y por si fuera poco, ante la insistencia de Kero las cosas empiezan a complicarse para Sakura al reencontrarse con….
Capítulo III Noticias inesperadas

-------------------------------------------------------------------------





Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://tajadako.foros-activos.org
 

El Ultimo card captor 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Tajadako :: Planeta CLAMP* :: Sakura SCC :: Sakura CC* :: Fanfics De Mikki-chan!-